• Rodrigo Hermosilla

La importancia de los comités de datos

Actualizado: 25 abr



Muchas veces cuando hablamos de gobiernos de datos nos imaginamos una solución tipo catálogo, donde podamos guardar toda la información respecto a los sistemas que existen en la empresa o un base de metadatos. Y si, esto puede ser importante, pero no es todo lo que comprende un gobierno del dato.


Un gobierno de datos se compone principalmente de personas y roles asociados a la creación, uso y explotación de los datos, en los distintos niveles y actividades de la empresa. Como buen gobierno no es menos parte de él una persona que ejerce actividades administrativas, por ejemplo un asistente, que un encargado de una unidad de ciencia de datos, todos los colaboradores de una empresa generan datos y tienen responsabilidades inherentes a su uso y les obliga su resguardo (entre otras cosas).


En un próximo artículo hablaré sobre cómo muchas empresas desconocen la verdadera importancia de un Gobierno de Datos y sus implicancias (por cierto beneficiosas), o como muchas de ellas siguen creyendo que el dueño de los datos son las personas que las generan (disclaimer: sabemos que eso es así para los datos personales).


Sin embargo ahora me gustaría centrarme en una práctica que he recomendado cada vez que me ha tocado participar en el diseño de un gobierno de datos e información en empresas e instituciones, y que tiene grandes beneficios para conseguir una mirada data-driven organizacional.


Se trata de los comité de datos, instancias en las cuales participan los tomadores de decisión, líderes, ejecutivos o gerentes que lideran las áreas de las empresas, cuyo objetivo es hablar de datos. Y no desde el punto de vista de la interpretación de un dato en particular, sino de cómo estos son usados, qué necesidades se requieren, cuales son las iniciativas que se han o están implementando, y cuales son los requerimientos interdepartamentales para mejorar el éxito de una iniciativa.


En realidad, es un espacio abierto, donde se deben discutir desde temas éticos, de seguridad, de cultura, y como señalé, respecto al uso y necesidades asociadas a los datos, ese activo estratégico intangible que es oro si somos capaces de coordinar su explotación.


A modo de ejemplo, hace algún tiempo, me tocó presenciar, como parte de un diseño de Gobierno de Datos Empresarial, de una sesión de comité gobierno de datos de un importante cliente industrial en Chile. Al principio de la reunión, y con algo de dirección (suele ser necesaria en las primeras sesiones), uno de los gerentes manifestó que estaba pronto a comenzar un proyecto de BI asociado a las ventas por región y canal, a lo que casi interrumpiendo, otro gerente dijo “pero si eso ya lo tenemos”, - “entonces muéstrame”, -”eso es justamente lo que necesitamos”, en resumen, se pusieron de acuerdo que lo que existía necesitaba algunos cambios menores, que se podían conseguir con una fracción del presupuesto del proyecto, y beneficiarse mutuamente con los resultados de la nueva versión. Sin esta instancia, muy probablemente, se hubiesen enterado de la duplicidad de los proyectos demasiado tarde.


Esto es solo un ejemplo, de cómo las instancias de comité, en el contexto del gobierno de datos tiene beneficios indiscutibles. Con el paso de los años he ido consolidando varias de esas experiencias, y podría citar varios ejemplos, pero para no alargar el artículo los agregaré en la medida que sean necesarios para ayudar a quien me lo pida.


En los próximos artículos les hablaré sobre otros elementos igual de relevantes, y que nos indican que un gobierno de datos o data governance no es una herramienta que uno pueda instalar y check, es mucho más que eso, es un cambio cultural en el que toda la organización debe hacerse parte.



9 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo