Smart Everything, un viaje sin retorno hacia la conexión ininterrumpida

Si nos remontamos a unos 30 años atrás, la única manera de encontrarnos en un lugar con alguien era siendo puntual y respetando la hora y fecha señalada. Solamente existían los teléfonos de casa y todos le ponían atención al otro. No había audaces fotógrafos retratando cada segundo de sus vidas, ni expertos investigadores navegando entre la información.

Después aparecieron los celulares, con el tiempo el internet se empezó a masificar y nació el wi-fi y la banda ancha móvil. El resto ya es historia. Pareciera que el internet que conocimos al principio de pronto quedó pequeño y tuvo que extenderse. Y lo hizo hacia todas partes.

Hoy en día, la mayoría de las personas del mundo se encuentran conectadas, pero no solo las personas, los desarrolladores ahora están apuntando a conectar TODO, absolutamente TODO.

Según diferentes predicciones, solo en un par de años habrá muchas más cosas conectadas a internet que personas, de hecho, se estima que para el 2050 habrá más de cinco objetos conectados por persona.

El concepto Everything Smart hace alusión a esto, a la capacidad que tienen hoy las cosas, lugares, espacios para comunicarse con las personas, recibir y aprender información que potencie la interacción constante con el usuario.

Actualmente, los objetos no sólo son usables, sino también son capaces de hacer cosas como sentir, pensar, comunicarse y alimentarse. Gracias a los sensores, las cosas pueden entender el medio en el que se encuentran. El microprocesador que llevan incorporado, además, les permite hacer miles de operaciones por segundo. Las antenas y redes inalámbricas les ayudan a recibir y enviar mensajes e incluso, algunos son capaces de cargarse a sí mismos, a través de paneles solares.

El funcionamiento en red de todos estos objetos comunicándose entre sí y con nosotros, por medio de desarrollos como el Big Data, Inteligencia Artificial o la nube, nos muestra cómo ya no sólo estamos conectados a un dispositivo, sino a un entorno completo con el que interactuamos digitalmente.

Hemos escuchado hablar de Smart Cities como una muestra de espacios inteligentes, pero se cree que durante este año y los que vienen seremos testigos de Smart Home, Smart Vehicles, Smart Building, Smart Classroom, Smart Transport, Smart Factories, Smart Everything.

El desarrollo de esta tecnología nos hará creer que vivimos en un mundo futurista, pero sólo es la magia del Data Science. El punto a discutir de este impulso de la conectividad ininterrumpida es quién pondrá las reglas del juego.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *