Digitalización: El gran desafío de la industria minera actual

Equipos autónomos, operaciones telecomandadas desde el exterior, monitoreo en tiempo real, sustentabilidad, eficiencia energética y seguridad. Así funciona la mina más tecnológica del mundo: Kiruna. Ubicada en el extremo norte de Suiza, muy cerca del círculo polar ártico, esta mina subterránea de extracción de hierro es considerada la fiel representante de la minería del futuro, realidad que Chile, como país minero, pretende alcanzar en los próximos años.

Pero, ¿Qué le  falta a la industria del país para seguir el ejemplo de Kiruna? Quizás lo que más nos separa de esta realidad es la resistencia al cambio. El mundo en general está atravesando la denominada 4ta revolución industrial, una época que apuesta por transformar los procesos manuales a digitales con la finalidad de aumentar la producción y disminuir los costes de operación mediante el análisis constante de datos extraídos del entorno.

La actividad minera está transitando hacia la digitalización o, al menos, esa es la apuesta de las grandes empresas que han visto en modelos como Kiruna, una forma efectiva de tomar decisiones que vayan en beneficio de la producción en un mercado cada vez más competitivo.

La minería es una de los sectores económicos más importantes de Chile, siendo el pilar de las arcas fiscales y el mayor área de inversión extranjera, por eso es importante posicionarse como un país que va a la vanguardia mundial. De hecho, algunas empresas ya están accediendo a probar  procesos tecnológicos actuales para implementar en sus faenas. ¿Por qué? Porque los datos pueden entregar información vital para las empresas.

Una de las claves para el avance y desarrollo de la industria en esta Era es la digitalización. La integración de procesos automatizados, analítica avanzada de datos y optimización de los procesos en tiempo real son las herramientas que pueden marcar la diferencia. Se espera que en unos años más todas las faenas funcionen de esta manera, pero es una operación progresiva que mientras antes se entienda y aplique, mejores resultados dará a futuro.

Algunos datos entregados a los medios de comunicación por el Consejo Minero señalan que la actividad minera de Chile puede tener diferencias entre un 60% y 50% de menor productividad a nivel mundial. Datos que no se condicen con el gran despliegue de la industria en el país. Números que se pueden cambiar aplicando innovación tecnológica a lo largo de la cadena de valor.

Según el informe de Productividad de la Gran Minería del Cobre de 2017, la producción de cobre se elevó un 19% entre el 2000 y el 2014. Sin embargo, para que esto sucediera requirió un 79% adicional de energía, 157% más de mano de obra y 178% de mayor inversión de capital. Entonces, este gran esfuerzo para aumentar el crecimiento minero fue contraproducente para la industria, porque implicó redoblar los recursos.

¿En qué estamos fallando? En que la digitalización es aún una solución bastante incipiente en el país, lo que retrasa el desarrollo y disminuye las posibilidades de posicionarnos como el mercado líder a nivel mundial, no sólo en materia de cantidad de producción, sino también en eficiencia, sustentabilidad y seguridad.

¿Cómo transformarse en Kiruna?

Aplicando y combinando múltiples tecnologías como: Inteligencia Artificial, Data Analytics, realidad aumentada, robótica y entornos virtuales, entre otras cosas. ¿Cuáles son las ventajas de estas tecnologías en la industria minera? Te lo contamos a continuación:

  • Automatización: Los equipos autónomos aumentan la efectividad en los tiempos de los procesos, además entregan datos en tiempo real acerca del funcionamiento de las máquinas, lo que permite visualizar problemas futuros.
  • Robótica: La tendencia en minería a nivel mundial está innovando en nuevas herramientas que funcionen robóticamente. Perforadoras, excavadoras, cargadoras y brazos robóticos son algunos de los ejemplos de equipamiento que entrega mayor precisión, seguridad y rapidez.
  • IoT y Big Data: El uso de sensores ha entregado a los objetos la posibilidad de recoger información en tiempo real desde el entorno y convertirla en datos útiles para funcionar o realizar acciones. Esto permite predecir fallas de funcionamiento, evaluar el proceso al instante y tomar decisiones más rápidamente.
  • Visualización de datos: Esta es una herramienta que puede entregar buenos resultados desde las primeras etapas del proceso de digitalización de una empresa. Aumento de la productividad, reducción de costos y mejoras en los procesos de producción y seguridad, esto es lo que permite visualizar los datos a través de la cadena de valor. Posteriormente, estos puede ser transmitidos a los encargados de cada área para tomar decisiones más eficientes.
  • Analytics: Entrega una visión estratégica del negocio, mediante el análisis de datos. Desde los que se pueden recoger en tiempo real, hasta los datos históricos pueden ser leídos e interpretados con el objetivos de generar conocimiento que posibilite tener noción del futuro.
  • Digital Twin: Esta innovación está siendo tendencia a nivel mundial. De hecho, de eso hablamos en nuestro post anterior. Cada maquinaria puede tener un gemelo idéntico virtual, lo que entrega la posibilidad de predecir fallas, evaluar el funcionamiento, hacer pruebas, planificar, simular y crear un completo ambiente virtual que visualice todo lo que sucede en el plano real.
  • Aprendizaje cognitivo: Es la capacidad de las máquinas de aprender de su entorno, pensar y actuar como lo haría un ser humano. Esto se logra a través de la lectura y análisis de datos y de Inteligencia Artificial.

“Dataciencia está desarrollando soluciones para la industria minera, apuntando sus esfuerzos a mejorar los procesos productivos de las mineras. Además, ayudamos  a las empresas en la creación de estrategias de implementación de entornos Big Data y generamos arquitecturas de gobiernos de datos, herramienta que permite tener una exploración de la data más ordenada y controlada”, comentó Rodrigo Hermosilla, CEO & Co-Founder de Dataciencia.

Este proceso de digitalización supone, además, otro desafío para las empresas mineras: la preparación del personal. Todo cambio, implica nuevos aprendizajes, por lo tanto es relevante poder capacitar de la manera adecuada a quienes operan las nuevas tecnologías para aprovechar  todo su potencial. En este sentido, Dataciencia apoya a las industrias en este proceso desde principio a fin, incluyendo la preparación idónea del equipo de trabajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *