Big data en la salud: la innovación al servicio de la medicina

El análisis de datos está revolucionando el quehacer de distintas áreas del conocimiento. Alejados de la ciencia ficción, hoy los datos y la inteligencia artificial pueden predecir situaciones que antes se debían remediar en el momento. La cultura que se intenta crear con la utilización del Data Science es preventiva más que reactiva, lo que supone una gran ventaja a la hora de enfrentar un problema.

La medicina no es la excepción de esta corriente. Gracias al Big Data, se marca un antes y un después en cuanto a la atención de pacientes. El cruce de información de antecedentes familiares, entorno, hábitos e historiales clínicos pueden permitir crear un modelo predictivo personal que podría llevar a la detección precoz de un gran número de enfermedades.

El análisis de datos, junto a la inteligencia artificial en un área tan importante como la medicina, puede significar mayores posibilidades de éxito en la aplicación de tratamientos de gran complejidad, así como en la detección prematura de enfermedades de carácter grave”, comentó Rodrigo Hermosilla, Co-Fundador de Dataciencia.

Si se evalúa a un paciente con diabetes, por ejemplo, el médico podría tener acceso a volúmenes de datos que recopilan de manera instantánea su historial, junto con la administración de medicamentos, datos precisos de controles y hábitos de vida de la persona. Además, el cruce de información, arrojaría un porcentaje de probabilidad de éxito en cada medida que se tome durante el tratamiento.

Por otra parte, el monitoreo diario, los indicadores de las redes sociales y el registro de compras le ayudan al médico tratante saber si el paciente está llevando los hábitos necesarios para que evolucione favorablemente.

Por si fuera poco, el big data también ayuda con los medicamentos. El paciente podría recibir una alerta cuando sea la hora de la medicación y el análisis de la información puede ser utilizada por las farmacias para abastecer su stock de medicinas.

Las imagenología también sería impactadas por la ciencia de datos, ya que el análisis de estos exámenes se podrá automatizar gracias al aprendizaje artificial de imágenes radiológicas.

En definitiva, el uso de los datos abre un camino mucho más preciso y preventivo en la medicina. Un salto en tecnología en la que los pacientes serán los más beneficiados.

¿Te gustaría saber cómo implementar un proyecto de Data Science en el área de salud? Contáctanos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *